¿Sabéis que hay seres vivos, mayores de edad y con hijos, que juegan a los videojuegos? No son seres mitológicos, son gente como tú y como yo, que a partir de ahora, se convierten en mis héroes, en mi meta para cuando sea mayor.

Desde que nació Olivia NO he tocado una videoconsola. Antes no era un adicto a los videojuegos, pero podía tener alguna viciada fuerte si el juego encajaba conmigo. Ahora me cuesta la vida pasarme uno del móvil, así que rozar una PlayStation es una odisea total.

Pero gracias a las redes sociales he conocido a ciertas personas que sí, que han conseguido tener consola y además, agárrate a la silla, usarla a veces. Como sus tuits me hicieron arrancarme los pocos pelos que me quedaban de mi frondosa caballera, decidí preguntarles y saber más del asunto. Indagar un poco. ¿Qué hay de cierto en eso? ¿Juegan de verdad o van de farol? ¿A qué vician? Y lo más importante, ¿CUÁNDO? Cuándo pueden sentarse en el sofá y darle al play, cuándo pueden encender el ordenador y meterse en una partida contra cuarenta desconocidos.

Quién vicia aquí

Vamos al grano primero, escribí a Tang de Naranja, Papá carvernícola,Laurindel y Papá Cangrejo. Referentes para mí en el mundo del internet, que obviamente, son padres y vician mucho. Si por lo que sea no los conocéis, muy mal. Si aún no habéis gastado todas las pociones de vida, aprovechad y sabed sobre ellos.

Todos me contestaron y me descubrieron ciertos trucos y secretos, algunas cosas las imaginaba pero otras creo que me ayudarán mucho en el futuro.

nokia con juego de la serpiente

¿A qué juegan?

Una de mis dudas principales era saber a qué pueden jugar, si yo casi no tengo tiempo que darle a la vieja serpiente (esto suena jodidamente mal).

Pero me han descubierto varias joyas que tienen sentido. Y es que claro, es mejor darle a juegos de estrategia que a otros que requieran acción inmediata. O al revés. Unos días tendrás tiempo de hacer una liga y otros una pachanga. Todo depende de cómo juegues tus cartas (pésimo chiste).

Las recomendaciones que recibí son:

Destiny

No Man´s Sky

Lego (hay muchos)

Ratchet & Clanck

Assassin’s Creed II

X-Com

Battlefield 4

Skyrim

Creo que para casi todos necesitas una PS4 o un ordenador, algo que med esa muy vendido porque no tengo consola como imagináis y además mi ordenador es un Mac… eso cierra mucho el círculo del juego.

Hay mundo más allá del WC

Uno de mis rincones favoritos de la casa, desde que soy padre, y realmente desde que soy ser vivo, es el baño. Obviando las onviedades, allí paso ahora más tiempo del debido. Es un lugar tranquilo, por ahora, y es un buen sitio para jugar, si los astros se ponen de acuerdo durante unos minutos.

Sé que puede sonar raro, y es así, estos padres jugones lo usan también, pero sobre todo para juegos cortos para entretenerte durante esos minutos obligatorios del día a día.

Casi todos los juegos son de móvil, una obviedad más, y los reyes son: Clash Royale. Ocean Horn, Banner Saga y Candy Crash. Vaya, ser padre no te convierte en extraterrestre, y estos padres, como tantos otros miles de mortales vician a juegos conocidos. Pero, a mi ninguno de esos me llegó a entrar bien en su día. Así que continúan mis dudas y ruegos.

Cuándo puedes viciar tú

Y dejamos lo mejor para el final, como ese trozo de hamburguesa que vas preparando con cada bocado, para que contenga de todo… y que acaba pidiéndote tu hija.

Aquí todos los padres coincidimos. La vida no acaba cuando tienes un hijo, la vida simplemente cambia, y tus horarios se convierten en transformers. Cuando son bebés tienes más tiempo y es relativamente fácil sacar huecos, pero cuando crecen un poco la cosa se complica.

Ahora, ya sea con una niña pequeña o con gemelos, toca adaptarse. Casi todos coincidimos en que el mejor momento es la noche. Cuando todos caen rendidos, de una forma u otra, hay que rebotarle horas al reloj y aprovechar.

Nunca me había plateado perder horas de sueño por un juego. Trabajando sí, para mí el sueño es sagrado, aunque claro, quizás compense perder alguna hora a la semana en explorar un planeta desconocido o aniquilar una raza maligna de otro espacio temporal. Todo es probar.

Pero uno de los puntos que más me ha animado, que comparten Papá Cangrejo y Tang de Naranja, es que desde que son padres, juegan más. Y quien está a su lado resolviendo puzzles o quitando vidas, son sus cachorros. Y eso hace que se recarguen mis energías y ganas de comprar algún cacharro de estos.

sheldon cooper elegiendo video consola

Conclusiones

Realmente estas entrevistas con el resto de padres blogeros me han servido para liarme más y no tener claro si debo y puedo jugar a algo. Querer quiero, pero como con el último bocado de hamburguesa, la última palabra no la tenemos nosotros ya.

Desde aquí doy las gracias a los cuatro por perder unos minutos para mi.

Puede que mañana empiece a jugar, me compre una PS4 de segunda mano y le dé unas horas de uso… pero de lo que realmente tengo ganas es de que Olivia coja el otro mando y me diga, “dale al play”.Y gracias a estos grandes, sé que eso pasará.

Pin It on Pinterest